“En un ambiente de fraternidad y compartir las comunidades de curso de todos los niveles han realizado la tradicional bendición de pan y vino.
 
Los estudiantes junto a sus profesores jefes realizaron una oración y reflexión en torno al servicio y donación a los demás bajo la palabras de Jesús “no he venido a ser servido, si no a servir” Mt 20, 27-28
 
   De igual manera recordaron la institución de la Eucaristía, compartiendo pan y jugo de uva.
 
Finalizaron su encuentro agradeciendo por sus vidas y familias para luego despedirse y retornar a sus hogares.”